Estudios de ruido ocupacional

 

Medicina Laboral de Venezuela realiza estudios de ruido ocupacional a través de dosimetrías personales de ruido y estudios de sonometría de área, contando para ello con higienistas de cuarto nivel académico y equipos debidamente certificados para esta función.

Los estudios de dosimetría ocupacional de ruido, consisten en colocar al trabajador un equipo denominado dosímetro, el cual portará a lo largo del tiempo estudiado. Al retirar el equipo, el higienista puede estimar la dosis de ruido a la cual fue expuesto el trabajado durante la o las actividades desarrolladas. El higienista puede recolectar datos con dosímetros desde minutos hasta la jornada completa según el objetivo del estudio. Se considera la valoración de ruido ocupacional más precisa para fines de salud ocupacional. Se pueden obtener datos como el Leq, el TWA estimado para 8 horas y niveles de ruido pico, con los cuales se proponen los controles.

Los estudios de sonometría de área, consisten en colocar un equipo denominado sonómetro en un trípode para estudiar un local o espacio en un tiempo determinado. Las mediciones pueden ir desde segundos hasta horas e incluso la jornada completa, según el objetivo. Se pueden obtener datos como el Leq, el TWA estimado para 8 horas, niveles de ruido pico, caracterización del ruido (continuo, impulsivo, de impacto y otros), L5, L10, L50, L90, L95, L99 y otros, con los cuales se proponen los controles. Se diferencia con la dosimetría en cuanto sensibilidad, pues en la medida en que el equipo se aleja de la fuente, se reduce cuadráticamente la presión sonora (el nivel de ruido estimado), es decir, la sensibilidad de la sonometría de área no permite establecer con precisión la dosis de exposición, por lo tanto este estudio tiene objetivos diferentes. Su principal utilidad es realizar mapas de ruido, señalizar áreas, complementar las dosimetrías, medir ruidos picos y de impacto, determinar el ruido de una maquinaria o área durante un tiempo determinado. Generalmente, su costo es más reducido en comparación con la dosimetría personal.

Finalmente, los estudios de sonometría con banda de octava se llevan a cabo con un sonómetro especial integrador que incluye un filtro de octavas con el cual pueden determinarse la presión sonora en cada una de estas octavas. Su principal objetivo es determinar el tipo de protector auditivo más idóneo para un área específica. Otro objetivo de estudio es la estimación de las octavas en un local o área para determinar cuáles frecuencias tienen mayor posibilidad de deteriorarse en el trabajador, estableciendo relación con los resultados de las frecuencias más deterioradas en las audiometrías tonales. En oficinas y otros lugares de alta carga mental, permite el estudio con las curvas de confort sonoras.

Nuestro equipo de higienistas lleva a cabo los estudios cumpliendo la norma COVENIN 1565:1995 y complementando con algunas normativas ISO.

Para solicitar una cotización por favor escriba al correo mlvriesgos@medicinalaboraldevenezuela.com.ve especificando los siguientes datos: nombre y dirección del centro de trabajo, nombre de los puestos o áreas a estudiar y objetivo del estudio.